Inicio Manganime Anime Darling in the Franxx: Hay líneas que nunca se deberían cruzar

Darling in the Franxx: Hay líneas que nunca se deberían cruzar

18 minuto leer
7
Darling in the Franxx

(Lechería, 23 de abril. O’kuroku).- Sinceramente, lo pensé mucho antes de escribir este artículo, pero no puedo quedarme callado respecto a todo el revuelo que causó Darling in the Franxx hace unos días.

O mejor dicho, que causaron sus fanáticos tras lo sucedido en el episodio 14 que pasará a la historia como uno de los más nefastos del anime para algunos, como un episodio más para otros y como un episodio que llevó a la gente al extremo para muchos. Advierto que a partir de acá se vienen spoilers porque no es posible tocar el tema sin revelar cosas importantes de la trama.

En primer lugar diré que no sólo soy fan de la pareja de Hiro y Zero Two, sino que Ichigo me cayó mal desde el vamos; así que entiendo la rabia, decepción, tristeza e impotencia que sintió mucha gente cuando vieron el episodio 14.

Eso, a pesar de que desde un punto de vista narrativo todo fluyó con mucha lógica. Zero Two y Hiro tomaron malas decisiones, ella estallando sin indagar más al creerse engañada y él llamándola monstruo sin preguntar primero qué había pasado; quizás lo único que se sintió forzado fue ese Deus Jodetex Machina de él escapando de su habitación justo para que ella no le encontrara.

Es más, desde el punto de vista de Ichigo, sus acciones fueron coherentes. No podemos olvidar que ella no sabía toda la historia de Zero Two y Hiro; siendo sinceros, sabiendo lo que ella sabía y amándolo como lo hace, es comprensible que actuara como lo hizo. Sí, su confesión y besos final sobraron, pero incluso eso se entiende pues fue un impulso consecuencia de su torrente emocional (no olvidemos que a esos chicos nunca se les ha enseñado a manejar sus emociones)

Pero ya sea que entendamos o no las razones para que eso pasara, llegar al extremo de bombardear las redes sociales del staff e incluso de los seiyuu, al punto de amenazar de muerte a Yuichi Fukushima (productor de la serie) me parece que es tanto desproporcionado como peligroso.

No voy a entrar en los detalles de las amenazas o mensajes de odio, porque ya mucho se ha hablado del tema, incluso YouTubers conocidos como The Anime Man y Chibi Reviews dedicaron videos exclusivos para comentar el asunto. El asunto que quiero tratar aquí es lo mal que nos hace ver eso como fandom y el peligro que eso puede generar en el futuro si llega a escalar.

En primer lugar, es perfectamente legítimo apasionarse por una obra, ya sea un libro, un juego, una película, un anime, etc; también es perfectamente legítimo sentir rabia cuando sucede algo que no nos gusta en dicha obra. Es normal que la frustración nos haga sentir molestia hacia los creadores e incluso nos haga desear no haber conocido dicha obra en primer lugar.

De hecho, es perfectamente normal y lógico que uno ventile esos sentimientos con otros, ya sea con amigos, compañeros, en redes sociales, blogs, foros, etc; al fin y al cabo estamos compartiendo nuestra opinión sobre algo que nos apasiona. Es más, los creadores agradecen que sus creaciones generen esas emociones porque quiere decir que sus tramas y personajes han logrado conectar con la gente.

No obstante, cuando se toma lo anterior como excusa para exigir que los creadores deben darnos lo que queremos siempre es cuando empiezan a cruzarse líneas que no deben traspasarse. Al final del día, cada creador debe tener la libertad de hacer lo que desee con su obra, sólo con las limitaciones que vengan por las leyes y acuerdos que alcancen con terceros (editores, productores, patrocinadores, etc)

Pretender que el creador deba complacer a los fans es absurdo porque sencillamente es imposible hacer a todos felices. No importa lo que cualquier autor haga, siempre habrá alguien descontento en algún lugar. Por esa razón, lo más lógico si la historia que te apasiona toma un camino que te enerva es que dejes de seguirla y punto.

Esa separación puede ser temporal, mientras esperas que algo cambie, o definitiva; después de todo, como buen cliente al que le ofrecen un producto que no satisface sus demandas, lo correcto es dejar dicho producto y buscar otro que las satisfaga. En ningún caso la solución debe ser quemar a la compañía fabricante de dicho artículo.

Mensajes como “hazte el harakiri”, “eres una desgracia”, “ojalá que te despidan” hacen un flaco favor porque más que lograr que los creadores cambien, lo que en el fondo sucede es que esas personas se hastían y se alejan del medio, con lo cual todos perdemos. Incluso, si esas amenazas lograran resultados, los mismos serían sólo en el corto plazo porque a la larga tendríamos a un autor desmotivado.

Por favor, tenemos que ser responsables y pensar bien nuestros actos; por mucha rabia que genere una serie, al final del día son tramas y personajes ficticios y así tenemos que mirarlos. ¿Vale la pena amenazar la vida de otra persona por un personaje que no existe?

Mucha gente dirá que estoy haciendo un drama sin necesidad, pero el asunto es que la realidad nos ha mostrado que este tipo de situaciones puede escalar con rapidez; ya ha habido casos de agresiones verbales y físicas a actores y/o miembros del staff de una serie por algo que pasó en la misma. Estos episodios han sido tanto en plena calle como en convenciones, por ende, no es un asunto para tomarse a la ligera.

Y tampoco es para tomarse a la ligera que “casualmente” en el episodio 15 todo el problema haya sido revertido, llegando incluso a agredir psicológicamente a Ichigo, quien fue el personaje más odiado durante los días posteriores al episodio anterior.

Obviamente, no tengo pruebas para decir que esa reversión fue producto de la presión, pero sí puedo decir que me parece extraño que Hiro y Zero Two se reconcilien tan solo un episodio después de su ruptura, que Ichigo reciba el castigo infame de ver que la mente de Hiro está llena sólo con imágenes de Zero Two y que la propia Ichigo sea la que reúna a Hiro con Zero Two.

Es que el guión del episodio 15 pareció ser escrito por uno de esos haters que quería ver a Ichigo quemada en la hoguera. Desde el punto de vista narrativo, es absurdo que crees semejante ruptura para luego resolverla en el siguiente episodio; para eso, no crees la ruptura en primer lugar. Es más, siendo fan de la pareja Hiro x Zero Two, siento que se perdió una oportunidad de mostrarnos esa opción de Hiro x Ichigo.

Además, siento que hubo un time skip entre un episodio y otro. El hecho de que se dijera que Zero Two había consumido a todos los pilotos que le asignaron implica que tuvieron que pasar varios días como mínimo tras su marcha. Recordemos que ella necesitaba de tres sesiones para consumir a un piloto y en la escena se muestran por lo menos a 10. ¿Debo creer que voló 30 veces en un día?

Además, el episodio 15 comienza con una operación en marcha, lo cual me hace pensar que se saltaron varias cosas para iniciar allí y acelerar la reconciliación; de nuevo, estas son simples elucubraciones mías, pero insisto, no deja de parecerme conveniente que justo a la semana siguiente todo se haya revertido.

Pero más allá de si fue así como estaba planificado o si A-1 Pictures y Trigger cedieron a la presión; el hecho de que justamente en el episodio 15 se haya retornado al status quo previo envía un mensaje negativo a la comunidad, ya mucha gente está diciendo que lograron el objetivo con su campaña de odio.

Incluso, si los propios estudios declaran que eso estaba previsto de esa forma desde un inicio, nada le quitará de la mente a muchas de esas personas que sus amenazas de muerte y sus mensajes de odio lograron hacer que dos estudios revirtieran lo que consideraron una blasfemia. Como alguien me dijo una vez, “hay que ser y parecer”. Aunque la verdad sea otra, es innegable que pareciera que A-1 Pictures y Trigger decidieron darle a esos fans lo que pedían.

Esto puede terminar siendo contraproducente porque podría motivar a que el día de mañana, si en otra serie, anime, manga, película sucede algo similar (o cualquier cosa que genere hate) empiece una campaña feroz de odio y amenazas contra el cast y el staff buscando que se revierta dicha decisión… Y no hace falta ser adivino para imaginar hacia dónde podría llevarnos todo eso.

Señores, tenemos que tener límites, hay barreras que no deben cruzarse nunca y no olvidemos que los creadores también son seres humanos y lo que comparten con nosotros es su visión de las cosas. ¿No nos gusta? Digámoslo, pero con respeto. ¿No podemos soportarlo? Miremos otras cosas, escribamos fanfics, dibujemos fanarts o doujinshi con nuestra visión. Hay muchas formas de ventilar nuestra frustración, pero amenazar la vida y/o el trabajo de otros no puede ser una de ellas.

Y a los estudios, creadores y staff, tengan cuidado en la forma en que reaccionan ante estas campañas, porque sin quererlo podrían terminar abriendo una Caja de Pandora que puede terminar realmente mal.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Jacinto Muñoz
Cargar más en Anime

¡Mira esto!

Horimiya: Finalmente se conoce la fecha de estreno del anime

(Lechería, 18 de noviembre. O’kuroku).- El anuncio fue hecho hace unas horas desde la cuen…